Brought to you by
Share on

CÓMO PREVENIRLA

La niñez y la adolescencia son las etapas clave para el desarollo de la masa ósea. En ambas , la formación de hueso nuevo es más rápida que la remoción de hueso viejo, con lo cual, los huesos se vuelven más grandes y densos. Esté ritmo de crecimiento y fortalecimiento continúa hasta los 25 años de edad cuando suele alcanzarse el "pico de mesa ósea". A medida que uno envejece, los huesos pueden comenzar a debilitarse, siempre y cuando no se tomen las prevenciones necesarias.

En las últimas décadas, los médicos e investigadores han recabado mucho información sobre diversos factores de riesgo para la osteoporosis. Reconocer y controlar esos factores a tiempo tiene un impacto positivo sobre la salud de    nuestros huesos. Descarga el folleto IOF Conozca y Reduzca sus factores de riesgo de ostoeporosis para aperender a mantener huesos fuertes y sanos

Existen dos grandes grupos:

Los Factores de Riesgo Modificables que son, en principio, producto de dietas o elecciones de vida poco saludables.

  • Alcohol.
  • Tabaquismo.
  • Bajo índice de masa corporal.
  • Mala alimentación.
  • Trastornos alimenticios.
  • Escaso ejercicio.
  • Baja ingesta de calcio en la dieta.
  • Deficiencia de Vitamina D.
  • Caídas frecuentes.

Los Factores de Riesgo Fijos que son producto de condiciones adquiridas naturalmente, es decir, aquellos con los que se nace o no pueden alterarse.

  • Edad.
  • Sexo femenino.
  • Antecedentes familiares.
  • Fracturas Previas.
  • Raza/etnia.
  • Menopausia/histerectomía.
  • Tratamiento prolongado con glucocorticoides.
  • Hipogonadismo primario/secundario en hombres.

Dado que los factores de riesgo varían según la edad y de una persona a otra, no existe un único régimen para combatir la osteoporosis.

La Densitometría es el estudio que nos permite estudiar la densidad mineral ósea y es uno de los indicadores más importantes de riesgo de fractura. Se trata de un procedimiento simple, indoloro y no invasivo.

Conocer los riesgos y trabajar con su médico a fin de adoptar una dieta, rutina de ejercicio físico y estilo de vida saludable para mejorar su salud ósea, es un primer paso para prevenir la osteoporosis.